El Espíritu de los Frágiles

¿De quién son víctimas las víctimas? ¿Del victimario o de ellas mismas? ¿Puede el malvado actuar si no se le permite?

¿Qué clase de sociedad es la que abusa de los mas débiles bajo el amparo de la decencia hipócrita? Los violentos extienden sus garras y llegan hasta ti, penetran la fortaleza del hogar, se cuelan por las grietas del alma, manipulan y destruyen la paz. Se sirven de las debilidades, de la soledad y de las fantasías del corazón inquieto.

Desgarran con su sonrisa afilada, se cubren con la máscara de la incertidumbre, del desasosiego. Detrás de las flores, detrás de las frases está el oscuro abismo de la inconsciencia de quienes juegan con el espíritu de los frágiles…

Anuncios

4 pensamientos en “El Espíritu de los Frágiles

  1. Hay situaciones en que la víctima apenas puede oponer resistencia. Es el caso, por ejemplo, de los niños que mueren de hambre o a causa de las guerras en esos países de África de los que sólo nos acordamos cuando dan alguna noticia en la tele. Pero en nuestra sociedad las víctimas son (somos) víctimas de nuestro propio conformismo, de la comodidad, del miedo, sobre todo el miedo, a cambiar las cosas. Es una situación que cada vez me frustra más. Me indigna esa decencia hipócrita de la que hablas, pero me indigna igual que nos dejemos manipular, que lo admitamos como algo inevitable. Somos víctimas del victimismo.
    Un abrazo!

    • Hace muchos años, uno de mis profesores abrió su clase con: “en matemáticas dos más dos siempre son cuatro, en esta clase pueden ser tres o cien” A mi que las mates se me daban fatal me hizo mucha ilusión estar en una clase donde podía ser libre.

      Antes de segur leyendo esta respuesta, vuelve a leer el post, pero ponle este título “Aumenta el Acoso en Redes Sociales, a Mujeres y Menores” Quizá tu comentario sería algo diferente.

      Respondo a lo que tu has interpretado como una crítica política (que también) eso que tu llamas conformismo, comodidad y miedo yo lo llamo egoísmo. Lo que nos diferencia de esos países mal e injustamente llamados “del tercer mundo”, es que ellos no tienen nada que perder más que su Vida, nosotros nos perdemos las rebajas, el botellón, el facebook… Compañero, no puedo estar de acuerdo contigo en esta ocasión, no creo que seamos víctimas del victimismo, lo somos del egoísmo que es peor.

      Un abrazo Recacha!!

  2. Entendido. Está claro que si hablamos de acoso la respuesta tiene que ser diferente. En ese caso no hay victimismo posible, sino indefensión y, tristemente, a menudo también incomprensión. Tenemos mucho camino por recorrer todavía en la protección de las víctimas y la persecución de los acosadores.
    Respecto a la otra interpretación, creo que estamos más de acuerdo de lo que interpretas en mi respuesta. Ese victimismo del que hablo es consecuencia del egoísmo. El miedo a perder lo poco que nos queda y la inacción como consecuencia derivan de un egoísmo muy penoso, el que surge de pretender conservar un patrimonio ridículo, generando así recelo y prejuicios hacia los que están en la misma situación. Es el escenario ideal para los egoístas que diseñan el mundo actual desde su burbuja privilegiada. Un abrazo!

Pensamientos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: